martes, 3 de mayo de 2016

ARROYADA 2016

Aunque esta entrada se sale un poco de la temática principal del blog, creo que merece la pena presentaros la Primera Jornada de Montaña Arroyada que estamos organizando  con mucho trabajo e ilusión en mi club La Senda de Arroyo.

El evento se divide en dos partes:

Primero el viernes 6 de mayo, a las 19:00 en el Hogar del Jubilado, Plaza de España de Arroyo de la Encomienda, se proyectara el audiovisual "Premonición. Los caprichos del Espigüete" de Avigamo Films, y la posterior charla coloquio de su autor Anselmo Avigamo, montañero y miembro del Greim (Grupo de  Rescate e Intervención de la Guardia Civil) una jornada que sin duda alguna promete y en la que será un privilegio contar con su presencia.


Como segunda parte a este fin de semana, el sábado 7 de mayo partir de las 10:00 se celebrará la primera Arroyada Trail y Ruta a Pie, formada por tres pruebas:

Trail de 27 km y 1.200 de desnivel acumulado

Trail de 15 km y 600 metros de desnivel acumulado

Ruta a pie de 20 km y  600 metros de desnivel a cumulado.



Todas ellas discurrirán por caminos, páramo y Monte Torozos de las localidades de Arroyo de la Encomienda, Zarátan, Cigunüela y Simancas.

Las trail son competitivas, contando ambas con trofeos o premios para las distintas categorías en que están  divididas las pruebas y premios en metálico para los ganadores absolutos de las categorías masculina y femenina de  Arroyada trail larga.

En la ruta a pie al no ser competitiva habrá  sorteo de regalos entre los participantes


Los participantes de las tres pruebas contaran con su propio dorsal de colores diferentes para cada una y serán cronometradas todas las modalidades.
Las tres pruebas contarán con varios avituallamientos, por supuesto bolsa de corredor o andarín y comida para los participantes  al finalizar la prueba para reponer fuerzas.
Las inscripciones se podrán realizar hasta el día 5 de mayo en la página  http://www.runvasport.es/2016/02/i-trail-arroyada-arroyo-de-la.html

miércoles, 7 de octubre de 2015

PIRINEO CATALAN PARTE III



Comenzamos el  segundo día por el Pirineo Catalán con La Senda de Arroyo desplazándonos hasta la estación de esquí de Baqueira-Beret. Por el camino nos llamó la atención ver la estación de la Bonaigua cerrada y los nuevos para avalanchas instalados en las laderas de las montaña para que la nieve no afecte demasiado al tráfico de las carreteras.
Paramos en la localidad de Baqueira, para recoger en Baqueira Store las  raquetas y bastones que alquilamos allí y elegirlos según nuestras medidas. Una vez cargado el material, nos dirigimos a la estación de esquí, en concreto al aparcamiento de Orri a 1850 metros de altitud, donde nos esperaban Javier y Montse, los guías del día anterior.
Comienzo del ascenso

Nos colocamos las raquetas, nos ponemos las mochilas y empezamos la ruta, saliendo desde el mismo parking, entre el bar y el telesilla Jorge Jordan con mucho cuidado al atravesar las pistas para evitar choques con los esquiadores.

Pronto empezamos a ascender hasta el primero de nuestro destino, el Estany Bajo Baciver y el Lago Rosari de Baciver. En verano el camino se ve bien, pero en esta época del año está totalmente cubierto por una capa considerable de nieve, poca  según nos comentan los guías, ya que no hace muchos días la capa llegó  a ser de  hasta 4 metros de espesor. Esta parte inicial de la ruta la hacemos  por el valle del río Malo, entre pinos negros   intercalando  zonas de subida con algún tramo llano.
Marcas de alud
Pistas negras y aludes
Escornacabres

A nuestra derecha vemos  las marcas dejadas por los aludes en las laderas de las  zonas de esquí  fuera de pista, las llamadas pistas negras, entre las que destacan los descensos llamados Vinyeta, Marconi,  Pasarell y la impresionante bajada del conocido como Escornacabres.
Efectos del deshielo
 Hacernos una pequeña parada para reagruparnos y beber algo ya que empieza a notarse el calor y es que el día es espléndido, con un  sol que  astas alturas de la primavera ya empieza a calentar y prueba de ello son las charcas que nos encontramos de vez en cuando en medio de la nieve.
Tramo de subida





Vista atras
Parc natural de l´ alt Pirineu
Después de esta breve parada empezamos una subida por una fuerte pendiente que empieza  a girar levemente hacia la izquierda para seguir subiendo hasta un falso llano con una estupendas vistas a nuestra espalda y  donde algunos paramos para comer algo y reponer un poco las fuerzas  para seguir subiendo hasta alcanzar una zona llana a la entrada del Parque Natural del Alto Pirineo, cerca del extremo oeste del  Estany Bajo  Baciver que se encuentra totalmente helado.
 

Aquí paramos para volver a reagruparnos, tomar aire y  reponer liquido y comer algún fruto seco a la vista del camino que nos esperaba.
Subida a los lagos de Rosari
Paso entre laderas
En este punto, giramos 90 grados a nuestra izquierda para emprender una fuerte subida que va girando levemente hacia nuestra derecha y que se va haciendo cada vez más dura, para llegar a una zona entre laderas  siguiendo el camino entre las dos más grandes, siempre sin dejar de subir  por unas rampas de una inclinación considerable. Si volvemos la vista atrás, vemos unas impresionantes vistas del Macizo de la Maladeta.
Lo que tenemos detras
Macizo de la Madaleta


Lo que vemos comiendo
El Lago Rosari a nuestros pies
Hacemos un último esfuerzo y llegamos hasta una zona de rocas, a una altura de unos 2.325 metros donde paramos para comer con el Lago Rosari de Baciver a nuestros pies en la parte baja de la ladera;  parece un ocho pero en realidad son dos separados por una estrecha franja de tierra. A nuestra espalda unas vistas magnificas del  macizo central  con el Pico Aneto.  
de los Pirineos
 
"Culoesqui"
Después de comer y hacer las fotos correspondientes, bajamos la empinada ladera que nos dejaba a la orilla del  lago helado y cubierto de nieve, con algún resbalón que otro por parte de algunos  miembros del grupo que bajaron haciendo “culoesqui”. Una vez todos abajo, comenzamos a rodear el lago por nuestra izquierda hacia el norte, con unas impresionantes vistas de los picos que se levantan a  nuestro alrededor, Collado de Marimanha, Collada dels Stanys de Rosari, Sierra de Baciverols,   Tuc de la LLança,… En esta zona  encontramos algo muy curioso como fue una serie de franjas o zonas de color marrón sobre la nieve, que según nos explicaron los guías están originadas por el depósito de polvo procedente del  Sahara que de forma increíble el viento transporta y deposita en esta zona, un fenómeno de los que si no lo ves no te lo crees.

   
Polvo del Sahara
Rodeando el lago








Collado de Marimanha, Collada dels Stanys de Rosari,
Seguimos rodeando el lago hasta llegar a su extremo sur donde comenzamos una serie de empinadas bajadas que nos llevaran a la ladera que baja al  Estany Bajo Baciver en su parte media. Desde arriba  vimos el característico árbol seco que crece en él y que lo hace inconfundible. Recorremos su longitud atravesando la pendiente de la ladera pero sin llegar a bajar a su orilla hasta conectar con el camino que hicimos a la ida, entre el rio Malo y las laderas del Tuc de Saumet.


Stany Baciver abajo
Bajando al Stany Baciver



  




Stany Bajo Baciver
Aparcamiento de Orri
Última bajada
El camino de vuelta es casi todo en bajada, por lo que aprovechamos para hacer algún tramo “esquiando” con las raquetas  tras lo cual subimos el último repecho del día para ver desde él los tramos bajos de las pistas de esquí y el aparcamiento. Comenzamos la bajada con cuidado ya que este tramo es algo empinado con  una zona de rocas que sobresalen de la nieve y provocaron algún tropezón que otro sin consecuencias, uno mío sin ir más lejos.


Telesilla Jorge Jordan
Pistas de esqui
Una vez terminado el descenso, solo nos quedaba  atravesar una zona pararando para devolver el material alquilado en Baquiera y en Vielha para estirar las piernas y conocer un poco este bonito lugar.
ya plana donde terminan las pistas, para volver a pasar junto a la cafetería, donde vemos varias botellas de Moet Chandon vacías tiradas en la nieve (sin comentarios) y llegar a nuestro autobús donde nos cambiamos y realizamos unas series de estiramientos antes de emprender el camino de vuelta hasta Espot.

Un gran día, con una buena ruta en un precioso paraje  y en total tranquilidad;  no vimos  a nadie más durante la ruta y la nieve la encontramos sin pisadas ni huellas. Solo  queda dar las gracias desde aquí a Montes y Javier por prepararnos este recorrido y por sus  interesantes explicaciones sobre la zona.




domingo, 30 de noviembre de 2014

PIRINEO CATALAN PARTE II



En la primera parte, habíamos terminado de comer y descansar un poco antes de volver a Espot, en esta segunda relato un poco como fue el camino de regreso a nuestro alojamiento.
Inicio del camino hacia Espot
Para volver teníamos dos opciones, una cojer otra vez un taxi todo terreno o  y la otra volver andando. Nosotros, como la mayoría del grupo, decidimos vovler andando.
Tras inspeccionar las dos   altrenativas  posibles para volver caminando, nuestros guias optaron por un camino paralelo al muro   de la  pequeña presa que hay en el Lago,  dado que este camino estaba más transitable con menos barro.
 Después de unos poco metros giramos a la izquierda y empezamos a bajar hacia Espot  a través de un bosque de pinos y abetos  por un sendero de tierra  que estaba bastante embarrado y con restos de nieve, asi que como estaría el otro camino.

Ermita de San Maurici          y   su fuente
Siguiendo este camino, pasamos al lado de la Ermita de Sant Maurici y de su fuente con un agua no potable, continuando por el trazado marcado con  más nieve y más barro; nos queda una hora y cuarenta  minutos hasta Spot según marcar los carteles indicativos que son una constante en la ruta.

 Bajamos un tramo de escaleras de hormigón y seguimos caminando entre los abetos, con el rio Escrita siempre a nuestra derecha. Durante este tramos pudimos observar varios árboles caídos sobre la ladera y el cauce del río, supusimos que arrancados por algún alud de nieve o corrimiento de tierra.
Después de sacar unas fotos a los árboles continuamos camino atravesando a los poco metros el puente de Pallers sobre el Escrita  para llegar a una pradera por la que seguimos caminando con las laderas de la Sierra de Les Agudes a nuestra izquierda y el río a la derecha ya a nuestra altura.
Puente de Pallers

Tramo de escaleras
Árboles derribados

 
 

















Poco a poco vamos ascendiendo ligeramente por la pradera dejando el rio abajo y adentrándonos de nuevo en una zona de bosque de abetos donde vimos restos de un alud esta vez sí que estamos seguros de nieve.

Restos del alud

Llegando al "alud"
Restos del alud
  
Lagartija tomando el sol
Fin del parque natural
Avanzamos hasta abandonar el parque natural propiamente dicho y salir a la llamada  Zona Periférica  por un camino menos arbolado y que nos deja otra vez a la altura del Río Escrita, viendo como alguna  lagartija aprovecha el sol de la tarde sobre unas rocas.

Cartel indicativo de tiempos
45 minutos para llegar a Espot nos indica el siguiente cartel que apareció delante de nosotros. Los indicadores iban apareciendo cada vez con más frecuencia marcando el tiempo de recorrido que quedaba lo que nos hacía  tener la  sensación de no ir avanzando y que el camino no se iba a acabar nunca, y  es que las ganas de llegar aumentaban por momentos, las horas de caminata que llevábamos encima y el lago viaje en autobús iban haciendo mella y el descanso se estaba haciendo de rogar, pero  pese a ello la verdad es que  ninguno nos arrepentimos de no haber vuelto en un todo terreno.

 
Tras  dejar atrás  unos pequeños rápidos o cascada según opiniones  y cruzar otro puente el  Del Toll de la Gorga ascendemos unos metros por un camino que nos llevó hasta la carretera que se dirige hacia Espot, llevábamos aproximadamente dos horas de camino desde que dejamos el Lago de San Mauricio.

Acercandonos al puente
Rápidos o cascada en el río Escrita










Torrente de deshielo
Llegando a Espot
Cuando ya pensábamos que esta carretera era infinita, nos paramos a contemplar un torrente de agua que caía por la ladera de la sierra procedente del deshielo, lo hicimos tan concentrados  que ni nos dimos cuenta que tras la curva que teníamos delante  aparecían las primeras casas de Spot y por lo tanto esta carretera si tenía fin; cruzamos el  emblemático  puente medieval  de piedra  sobre el Escrita y pusimos  rumbo al hotel a por un merecido descanso después de un largo pero muy bonito día, y lo que estaba por llegar al día siguiente.
Plano de la zona
  Puente medieval  sobre el río Escrita